Te vi, viví y bebí.

Me emborraché. Bebí hasta saciarme.
Me rendí ante sus encantos.
Al principio todo iba bien. Entraba bien.
Pero luego cambió. Y pegó el palo.
Y dejó resaca, dolor de cabeza y pesadez de alma.
Sed, no sé de que, igual de ella.
Se llamaba Ginebra, y tenía el pelo oscuro.


Gemma Benito    
Share on Google Plus

About Gemma Benito

Entre letras y cámaras está formado cinco estudiantes madrileñas de Periodismo (Patri, Bea, Laura, Ari y María) que adoran la literatura, el cine y las series. En este blog podrás encontrar cualquier cosa, desde reseñas de libros y películas hasta recomendaciones con nuestros contenidos favoritos, pasando por crónicas de eventos y las últimas noticias del panorama cultural.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada