[RESEÑA] Heima es hogar en islandés | LAIA SOLER



Título: Heima es hogar en islandés
Autor: Laia Soler
Editorial: Plataforma Neo
Año: 2015
ISBN: 978-84-16256-42-6
Páginas: 356
Precio: 15,90€


"Ver la vida en blanco y negro no es divertido. Laura padece una extraña enfermedad que le impide apreciar los colores, pero si últimamente su vida es gris no es solo porque sufre acromatopsia. Acaba de romper con su novio y sus padres no dejan de pelearse tras el divorcio.Por eso, decide alejarse de todo y toma el primer avión que sale del aeropuerto. El destino la lleva hasta Reikiavik, Islandia. Allí conoce al simpático Orri, quien le propone emprender un viaje para recorrer el país con él y su no tan simpático amigo Guðjon. Quizá no sea una idea sensata, pero no es que Islandia ofrezca muchas opciones a una chica que se ha escapado de casa. Lo que Laura nunca podría sospechar es que los dos islandeses esconden un secreto imposible de creer, incluso para alguien como ella, y que ese viaje la cambiará para siempre".
Tras la presentación del libro, no pude evitar caer en la tentación de comprármelo. Según iban hablando de Heima, de su temática y de las ganas con las que Iria y su autora hablaban de él, fui presa fácil. Además, que soy bastante blanda a la hora de resistirme a comprar un libro. Es un vicio del que no me importa ser adicta. Por eso, me sumergí en las páginas de Heima es hogar en islandés

En un aeropuerto cualquiera de España, Laura decide emprender una aventura a cualquier parte, adónde le lleve el destino, escapando aunque sea un poco de su propia vida. Esto le lleva a comprar un billete de avión a Islandia. ¿Y qué hace allí? Ella misma se lo replantea mil veces nada más aterrizar y ser consciente de que puede haber tomado la decisión más impulsiva de su vida.

Al llegar, Laura se siente sola, desorientada y no entiende por qué su pelo huele a huevos podridos ni qué va a ser de ella en los próximos días. Más tarde, se encuentra con un islandés bastante rompecorazones —Orri—que se presenta ante ella con una «sonrisa de plástico» y otorgándole el apodo de Heima. Tras una conversación en la que le cuenta que ahora está inmerso en un viaje en carretera por toda la isla. Sin saber muy bien cómo, Laura se deja convencer ante los encantos del islandés.

Durante el viaje, conocerá a Guðjon —apodado John por la incapacidad de Laura para pronunciarlo bien—, el mejor amigo de Orri, a quien considera como un hermano y quien no aprueba del todo que esta «intrusa» les acompañe en su aventura. A lo largo del trayecto, Laura descubrirá que tanto Orri como John son como el día y la noche. Orri es todo alegría, y John parece que le sigue una sombra a todas partes allá donde pisa, pero eso no será un impedimento para que Laura al final consiga sacarlo de esa desconfianza previa. 

Así que, ya en la carretera, Orri y su silencioso amigo Guðjon se proponen hacer un viaje en el que muestre los lugares más bonitos y mágicos de Islandia a una chica que se les ha cruzado en el camino. Una chica que tiene un secreto por el cual siempre se ha considerado rara: la acromatopsia. Pero ese sólo es el pico del iceberg de su secreto, pues guarda otro mayor. Aunque no tan increíble como el que esconden los dos islandeses, con el cual, Laura no puede dar crédito a lo que está a punto de vivir. 

Sinceramente, me ha costado mucho no hablar del libro sin meter algún spoiler, pero es que si lo hago, se pierde toda la magia y no. #NO

Laia toca muchos temas, desde el maltrato psicológico hasta las pérdidas irreparables. Te hace pensar en la fugacidad y hace muestra del poder de superación. Una de las cosas que más me ha gustado ha sido la descripción de esas ciudades y sitios impronunciables, incluyendo la perspectiva de las fotos sacadas por su propio padre, que te trasladaba directamente a Islandia. A parte, me gusta mucho la profundidad de algunos de sus personajes, como Guðjon y también Auður, quienes ambos me han agradado y les he cogido mucho cariño. 

El amor de la autora por Islandia y por uno de los grupos más importantes y conocidos de allí, Sigur Rós se hace patente, apellidándose Guðjon «Sigurrósarson». Me ha parecido un guiño muy divertido. 

A pesar de que no es mi primer road trip —espero que sepas perdonarme, Kerouac—, porque el Teorema Katherine no lo puedo considerar como tal, (simplemente, NO), me ha dejado con demasiadas ganas de seguir los pasos de Laura por ese país en el que no hay hormigas, comen tiburón podrido (en verdad fermentado),  desvían carreteras para no molestar a las criaturas mágicas y donde amanece a las tres de la mañana. 

Hacía mucho, mucho, mucho que un libro no me cautivaba de esta forma. Ha sido una pena que haya tardado tanto en leerlo —gracias, exámenes —, porque seguro que lo habría disfrutado mucho más. Laia te capta muy bien, queriendo saber más y más, y hace imposible no querer seguir leyendo. 

Por eso, le doy 4 tinteros, lo que hace que es más que probable que quiera verme inmersa en las páginas de Los días que nos separan, su primer libro publicado. 





~ Laura B.

Share on Google Plus

About Laura B

Entre letras y cámaras está formado cinco estudiantes madrileñas de Periodismo (Patri, Bea, Laura, Ari y María) que adoran la literatura, el cine y las series. En este blog podrás encontrar cualquier cosa, desde reseñas de libros y películas hasta recomendaciones con nuestros contenidos favoritos, pasando por crónicas de eventos y las últimas noticias del panorama cultural.

1 comentarios:

  1. Paso por encima jajaja para ver la puntuación porque lo tengo en casa y me he apuntado a una LC espero que también me guste ^^

    ResponderEliminar