[RESEÑA] Éramos mentirosos | E. LOCKHART




Título: Éramos mentirosos
Autor: E. Lockhart
Editorial: Salamandra
Año: 2015
ISBN: 978-84-16555-00-0
Páginas: 281
Precio: 14,50€

"Una isla privada. Una ilustre y conocida familia de Nueva Inglaterra. Un grupo de cuatro amigos -los Mentirosos- cuya amistad se vuelve destructiva. Una rebelión. Un accidente. Un secreto. Mentiras y más mentiras. Amor verdadero. Y, por fin, la verdad.     Ésta es la bellísima y terrible historia de una familia perfecta que se sostiene sobre pilares de peligrosa fragilidad. A lo largo del relato se van desvelando las piezas de un rompecabezas que formarán un mosaico de personajes fascinante, donde los prejuicios y el egoísmo son los peores enemigos de la armonía y la felicidad."
Año tras año, los descendientes de los perfectos Sinclair pasan todos los veranos en Beechwood, su isla privada. Todos los Siclair son guapos, altos, rubios, blancos, adinerados, no aceptan un no por respuesta y no dan explicaciones sobre sus actos. Aunque, tras el verano número quince, nada será lo mismo para esta familia.

Y Cadence 'Cady' Sinclair Eastman no recuerda nada salvo algunos retazos de ese verano: collares de perlas, discusiones entre su madre y sus tías, rosas japonesas en sobres, besos prohibidos en el sótano, a los Mentirosos.

Los Mentirosos, Johnny, Mirren y Cady, son todos familiares directos, salvo uno, Gat, que es el sobrino de Ed, el novio de Carrie, la madre de Johnny. Desde la aparición de Gat en el octavo verano, Cady no ha sido nunca la misma. Gat se siente como un intruso a veces, en especial por parte del abuelo Sinclair, ya no solo por ser familia lejana, sino también por su apariencia.

Poco a poco, Cady irá recordando buenos y malos momentos, recuerdos imborrables, y cosas que desearía haber olvidado para siempre. En Éramos mentirosos se dibuja la gran hipocresía de esta familia perfecta y millonaria, donde tienen constantes peleas por el patrimonio y harían lo que fuera para conservar ese estatus privilegiado, aunque otro de su familia se viera en la miseria.

Sobre los personajes, he de decir que los Mentirosos son especiales. Cada uno tiene voz propia: Johnny suelta las cosas sin pensarlas, da la impresión de que es un pasota, pero siente una gran empatía; Mirren es una chica dulce y preocupada por la salud de su prima, aunque a veces debería preocuparse más por sí misma, y Gat es, sin duda, quien más me ha gustado. Tal vez fuera por su espíritu inconformista y soñador, que albergaba esa mínima esperanza de que un mundo mejor era posible. Todos ellos, llenos de imperfecciones, deseos y miedos.

El estilo era muy especial. Nada pesado. Y adjudicándole a cada personaje algo que le caracterizaba, como la lluvia, el azúcar o el dinamismo. Un estilo lleno de sensibilidad.

Otro punto a favor del libro es su realismo y su gran crítica social: en especial hacia el racismo y el materialismo.

Lo que "menos" me ha gustado ha sido el fortísimo plot-twist final. Lo encontré un poco forzado. No es que no me gusten estos cambios de guión, pero me gusta encontrarle algún sentido, por mucha amnesia que tenga.

Por ello, le doy 3,5 tinteros. Ahora que ya queda poco para el verano, podéis echarle un ojo a Éramos mentirosos, os mantendrá con una gran intriga durante todo el libro y te transportará directamente a Beechwood y a su mundo superficial.


~ Laura B.




Share on Google Plus

About Laura B

Entre letras y cámaras está formado cinco estudiantes madrileñas de Periodismo (Patri, Bea, Laura, Ari y María) que adoran la literatura, el cine y las series. En este blog podrás encontrar cualquier cosa, desde reseñas de libros y películas hasta recomendaciones con nuestros contenidos favoritos, pasando por crónicas de eventos y las últimas noticias del panorama cultural.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada