5 tinteros,

The Raven King | MAGGIE STIEFVATER

lunes, agosto 29, 2016 María Reinoso García 0 Comments

Título: The Raven King (The Raven Cycle #4)
Autor: Maggie Stiefvater
Editorial: Scholastic Press
Año: 2016
ISBN: 978-1407-13664-6
Páginas: 438
Precio: 7,99 £

"Nada viviente es seguro. Nada muerto ha de ser digno de confianza.
Durante años, Gansey ha emprendido una aventura para encontrar a un rey perdido. Uno por uno, ha arrastrado a otros en la búsqueda: Ronan, quien roba de sus sueños; Adam, de quien su vida ha dejado de ser suya; Noah, cuya vida ya no es una mentira; y Blue, que ama a Gansey... y está destinada a matarlo.
Ahora ha comenzado el final del juego. Sueños y pesadillas están convergiendo. El amor y la pérdida son inseparables. Y la aventura se niega a limitarse a un camino".

Los chicos cuervo han causado sensación entre todos aquellos que se han dignado a echar un ojo en su historia desde la publicación de The Raven Boys, el primer libro de la saga que llegaba a España gracias a Editorial SM. A finales de abril, en Estados Unidos, se publicaba The Raven King, el final de una tetralogía llena de magia y personajes únicos de la que necesitas saber más y más.

Antes de ahondar en la obra que estoy a punto de reseñar me siento con el deber de haceros una advertencia: La culminación a la historia de Adam, Ronan, Gansey, Noah y Blue no llegará a nuestro país, ya que como confirmaron por Twitter, la editorial ha decidido no continuar y dar broche final a la saga escrita por Maggie Stiefvater. Los que podemos leer en inglés, tendremos que conformarnos con tener una estantería con ediciones dispares y los que no, se tendrán que contentar con traducciones realizadas por fans. Si, a pesar de ello, quieres leer lo que me ha parecido y cómo me he sentido con estas tramas que no volverán a abrirse, os invito a continuar leyendo un artículo lleno de spoilers de las anteriores novelas (Y quizás de esta. Hay un tema que no pude dejar pasar, so sorry).

Cerrábamos El tercer durmiente enterándonos de que Gansey ya conocía cuál era su destino, aunque no conociera a la mano ejecutora del mismo. Después de la decepción que trajo consigo encontrar a Gwenllian - en lugar de a su padre - y la conmoción de encontrar al padre de Blue, los chicos cuervo pararán durante unas semanas, intentando habituarse a su nueva situación. Con Persephone muerta, Adam tendrá que enfrentarse él solo a lo que supone ser las manos y ojos de Cabeswater. Mientras, en sus sueños, Ronan comenzará a darse cuenta de que algo ocurre en el bosque mágico. Además, Noah mostrará finalmente su verdadero yo, cómo su alma se ha corrompido hasta el punto de casi desaparecer para siempre.

Credit for this lovely fanart
En el adiós a esta saga que tan poco se ha valorado por los editores en nuestro país, los personajes tendrán que lidiar con ellos mismos, llevar a cabo una misión introspectiva para saber quiénes son y en qué punto se encuentran y, sobre todo, cómo pueden salvar a Cabeswater de lo que sea que está amenazándola. Durante las más de cuatrocientas páginas se desarrollarán nuevas parejas, tanto en cuanto a amistad se refiere como románticas, y las páginas nos darán la oportunidad de conocer a algún que otro nuevo personaje, a pesar de estar cerca de la conclusión de la historia.

He de reconocer que, pese a saber casi desde la primera página de The Raven Boys, que Gansey estaba destinado a morir, y Blue a ser quien se llevara la vida de su amor verdadero, negué y negué - a mí misma - que fuera a ocurrir. Era uno de los protagonistas, no podía ocurrir (, grita G.R.R Martin en mi oído). Pero cada página que pasaba lo veía más posible, hasta el punto de dejar la novela aparcada varias semanas. No os contaré si al final logra sobrevivir o no. The Raven Cycle siempre ha hablado de una progresión circular y no lineal del tiempo, sobre todo en cuanto a la Línea Ley se refiere. Los mismos hechos pueden ocurrir una y otra vez en la historia, y repetirse del mismo modo, como ocurre con Noah, quien vive su muerte una y otra vez. Todo lo que ya ha pasado, puede volver a hacerlo. Ese será mi único comentario sobre este tema, supongo.

Pero este, a pesar de ser de los más anticipados por mí a la hora de leer The Raven King, no fue lo único que me sorprendió al sumergirme entre sus páginas. Ronan, el gran incomprendido, el gran misterio de la saga, se desvelará para nosotros en esta novela - a pesar de haber llevado casi todo el peso de la segunda. No lo conoceremos como el creador, el soñador, sino como Ronan, el chico que perdió a su padre, y que guarda casi todo para sí mismo. Por otra parte, después de la pérdida de Persephone y la adición de una nueva bruja al 300 de Fox Way, la casa se encuentra cada vez más disgregada. Las clases han vuelto a empezar, y después del mágico verano por el que han pasado los protagonistas, ya no habrá casi tiempo para aventuras.

Esto ha hecho que la novela resulte bastante lenta en su inicio, hasta que poco a poco las vidas personales de cada uno de los personajes se unieron, haciendo que la historia progresara más rápido. Quizás es lo mencionado anteriormente, quizás sea esto, pero lo cierto es que me sentía incapaz de leer más de dos capítulos seguidos, sobre todo tras la inclusión de Laumonier, que como ya me ocurrió con Greenmantle en su día, me resultó increíblemente tediosa.

A pesar de que ciertos personajes hayan arrastrado el ritmo de la novela - al menos a mi parecer -, otros la han llenado del punto cómico y agradable que faltaba en ciertos momentos de tensión, con la llegada de Henry Cheng, al que ya conocimos hace una entrega. Lejos de la imagen que nos quedó de él después de la cita con Blue, podemos ver cómo es otro de los incomprendidos que viajan de la mano del rey del grupo, Gansey.

Mirando atrás, hacia el momento en que conocimos a los chicos cuervo, me he dado cuenta de cuan diferentes son ahora todos. Ahora tienen gente en quien confiar y con los que ser ellos mismos, han madurado y han encontrado una familia ajena a su núcleo familiar. La magia, las aventuras y todo lo que han pasado les han convertido en algo más. A lo largo del año que narran las cuatro novelas, nos hemos encontrado varias versiones de cada uno de ellos, y me alegra poder decir que han llevado a cabo un crecimiento real. No ha ocurrido de la noche a la mañana, ni de forma injustificada. Maggie Stiefvater no solo ha creado un mundo lleno de fantasía, sino que además ha dotado a sus personajes de vida y les ha permitido crecer como si fueran seres humanos que pudieras tener en frente de ti.

El argumento, del que apenas puedo hablar, y ya siento que he dicho demasiado, es completamente coherente con el resto de las novelas pertenecientes a la saga, aunque en ocasiones no sea lo que desearía. Por otra parte, los personajes son el verdadero corazón de la historia de The Raven Cycle, y su autora lo sabe. Trabaja con ello para enamorarnos y adelantar la trama, jugando con los diferentes puntos de vista.

Si hay algo que quitaría de esta novela en concreto, sería el epílogo. Conocemos cuál es el paradero de todos los protagonistas, sí, pero solo nos deja más preguntas que hacer. ¿Y sus familias? ¿Qué pasa con X personaje que se marcha antes de que todo acabe? ¿Y X, qué ha ocurrido con él? Por desgracia, no volveremos a sumergirnos en este mundo, al menos no con una nueva historia - aunque se rumorea que la autora está preparando historias cortas sobre la vida del rebelde Ronan-.

En resumidas cuentas, si os gusta mínimamente el urban fantasy o queréis sumergiros en ella, o si simplemente necesitáis una nueva novela que leer, The Raven Cycle es vuestra saga, y The Raven King no podría haber tenido un mejor final para la misma. Maggie Stiefvater se ha llevado mi corazón con ella, y espero que el resto se lo cedáis próximamente. 5 Tinterillos.

María R.

0 comentarios: