2 fotogramas,

Nunca digas su nombre (Bye Bye Man)

jueves, mayo 11, 2017 Alejandro C. 1 Comments

El pasado viernes 5 de mayo también se estrenaba en salas de cine la cinta de terror Nunca digas su nombre (Bye Bye Man), dirigida por Stacy Title (La última cena, El diablo viste de negro). Dicha película se basa en The Bridge to Body Island de Robert Damon Schneck, a partir del cual Jonathan Penner ha escrito el guión de esta historia.

La gente comete actos inimaginables todos los días. Una y otra vez, nos esforzamos por comprender qué lleva a realizar tales atrocidades. Pero, ¿y si el error está en las preguntas? ¿Y si la causa del mal no es qué… sino quién?

Cuando tres estudiantes universitarios se mudan a una vieja casa fuera del campus, sin querer liberan a Bye Bye Man, un ente sobrenatural que persigue a todo el que descubre su nombre.


Esta película del género de terror cumple con las características que se han ido imponiendo a lo largo de la historia del cine. Personajes típicos, corta duración e intentar mantener el misterio. Estos tres puntos son los que de primeras se pueden ver en la película.

Los personajes no se evolucionan, pero sí se ve como se van desenvolviendo según con lo que les amenaza durante la trama. A pesar de tener a los prototipos de personajes del género, los personajes principales están conectados entre sí mientras afrontan los diversos acontecimientos. Bien es verdad que hay partes de escenas bastantes forzadas, como ocurre por ejemplo algunos diálogos.

Respecto a lo que sucede con la "amenaza" a la que se tienen que enfrentar en la cinta, hay que destacar que mantienen el misterio durante todo el largometraje. No hablan de qué es exactamente y otras preguntas que se plantean los personajes principales. Solo hay que recordar el lema "No lo digas. No lo pienses." que está muy presente. Aunque lo que les acecha se deja ver durante el desarrollo de la historia, parece de chiste al ser un híbrido entre personajes del cine de terror. Haciendo que no se pueda tomar en serio al "malo".


Esta película no causa tanto terror (aunque esto es relativo en cada persona). A pesar de que intenta asustar y genera tensión en diferentes puntos de la película, usa los recursos habituales del género. Como por ejemplo, puertas que se cierran de golpe o gritos. Pero donde sí que peca más es en que hace uso del CGI para mostrar una pequeña parte de la película, haciendo que pierda credibilidad.

Aún así es el proyecto más "serio" que realiza la directora Stacy Title hasta la fecha desde La última cena. Sus anteriores películas Hood of Horror y El diablo vestido de negro, tampoco es que destaquen por ser cintas especialmente elaboradas. Pero con Nunca digas su nombre, parece que la directora se pone en serio para presentar su nuevo proyecto 11 años después del último.


Como película de terror no está mal, pero le falta un toque para generar miedo de verdad. De hecho hay escenas que aportan algún que otro susto, pero sin llegar a acongojar (claro, eso ya depende de cada persona). Le doy 2 fotogramas, porque es una película que se puede ver, a pesar de no destacar especialmente.


1 comentario:

  1. No soy mucho de terror porque soy muy asustadiza.
    Un beso

    ResponderEliminar